En el Bar de las memorias

Un trago y vienen dos recuerdos, la primera vez de todas y tu mirando asustada sin saber quien llegaba.

Dos tragos y son tres las armaduras. Yo me cierro. Tu te abres. Comienza una jornada. Puentes que hay que cruzar. Amaneceres que asustan y de nuevo la tarde que alivia.

Tres tragos, el suchi y el vodka. La iglesia para quedar bien y una cama esperando. Se pudo ir a la arena, pero el mareo de las olas no acompana la resaca.

Cuatro tragos. Un dia desaparecistes. O fui yo? Que rayos importa. Nadie huyo. Nadie nunca huye. Solo nos escondemos.

Al quinto trago, tu camion de mudanzas. Tu televisor y tu musica. El sarten simpre se quedo conmigo.

Al sexto trago, ya sabemos por donde vamos. Es mejor caminar. Por eso vivo cerca de los bares. Tu me sigues adivinando y mientras mas lo haces, menos aciertas. No te das cuenta que miento en las respuestas? Lo sabrias todo, si preguntaras menos. Solo mirame y observa  a este truan. Todas las respuestas guindan de mis desparpajos.

Al septimo, soy yo quien se detiene. Y esta ves tu pierdes una partida casi ganada.

Aprende algo. Cuando el contrario se detiene no lo hagas tu. Es el momento de la estocada final. Sin piedad. Es lo justo. Es lo mas noble. Cazar a la presa.

Solo faltaba otro trago. El ultimo. Y te detuvistes. Ahora hay que empezar de nuevo.

Advertisements

Author: Carlitos Way BLOG

El tiempo... Traicionero amigo... Quizás nos permite ver todo más claro, tal vez nos permita calmarnos un poco y seguramente también hará que perdamos la oportunidad y lo perdamos todo...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s