Matándome suavemente con su canción.

Me dijeron que cantaba buenas canciones.
que las cantaba con estilo,
así que vine a ver y escucharla un rato.
Y ahí estaba ella, como una joven niña,
una extraña a mis ojos.
Removiendo mi dolor con sus dedos,
cantando mi vida con sus palabras,
matándome suavemente con su canción,
Contando toda mi vida con sus palabras,
matándome suavemente con su canción.

Me sonrojé tanto hasta sentir fiebre,
avergonzado entre el público,
parecía haber leido cartas que yo habia escrito
y que las leía en voz alta.
Pedía a Dios que acabara por fin,
pero ella seguía cantando

Removiendo mi dolor con sus dedos
cantando mi vida con sus palabras,
matándome suavemente con su canción,
Contando toda mi vida con sus palabras,
matándome suavemente con su canción.

Cantaba como si me conociera en todas mis penurias.
Y luego miró justo a través mío, como si yo no estuviera presente.
Y continuó cantando, cantando claro y fuerte.

Removiendo mi dolor con sus dedos
cantando mi vida con sus palabras,
matándome suavemente con su canción,
Contando toda mi vida con sus palabras,
matándome suavemente con su canción.

Advertisements

Author: Carlitos Way BLOG

El tiempo... Traicionero amigo... Quizás nos permite ver todo más claro, tal vez nos permita calmarnos un poco y seguramente también hará que perdamos la oportunidad y lo perdamos todo...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s