La Estrella

El gran escritor griego Nikos Kazantzakis (“Zorba el griego”) nos dice que una vez cuando era nino vio a un capullo pegado a un árbol, con una mariposa que estaba a punto de nacer. Esperó un rato, pero como estaba tomando tanto tiempo, decidió calentar el capullo con su aliento. La mariposa salió finalmente, pero sus alas estaban atrapadas y seguian juntas y murió poco después.

“Yo no podía esperar a que el sol completara el proceso de maduración del capullo”, dice Kazantzakis.” Y ese pequeño cadáver es hasta el día de hoy una de las cargas más pesadas sobre mi conciencia.. Pero eso es lo que me hizo comprender lo que es un verdadero pecado mortal : tratar de obligar a las grandes leyes del universo.” Tenemos que tener paciencia, esperar el momento adecuado y luego seguir con confianza el ritmo que Dios ha escogido para nuestras vidas.

Hoy, me sorprendio una ettrella que brillaba muy fuerte en el firmamento. Y le di un nombre. Y por unos instantes pude entender que Dios aguarda el momento oportuno para hacernos entender que todos tenemos nuestra estrella que nos guia. Tengo la corazonada que he encontrado a mi estrella, pero sin cometer el error del capullo, me guiare por el ritmo que Dios ha escogido para mi vida. Esa estrella, lleva tu nombre y a partir de hoy alumbra mi camino

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s