El Nuevo Camino


En los ultimos tiempos procuro entender porque todo el mundo tiene miedo de cambiar. Me pregunto si la unica manera de que el ser humano alcance la felicidad es encontrando a la persona amada. Creo que no.

El amor cambia, aunque nadie parece entenderlo. La idea de que el amor conduce a la felicidad es una invención moderna. Nos ensenan que el amor debe durar para siempre, y que el matrimonio es el mejor lugar para disfrutarlo. En el pasado no se era tan optimista en lo que respecta a la longevidad de la pasión”.

Romeo y Julieta no es una historia feliz: es una tragedia. En las últimas décadas ha crecido mucho la expectativa que se ha puesto en el matrimonio como camino para la realización personal. Y la decepción y la insatisfacción han crecido paralelamente”.

Según las prácticas mágicas de los hechiceros del norte de México, siempre hay un acontecimiento en nuestras vidas responsable porque hayamos dejado de progresar. Un trauma, una derrota especialmente amarga, una desilusión amorosa, incluso una victoria mal asimilada, pueden acobardarnos y detenernos. El hechicero, en su proceso de creciente unión con los poderes ocultos, tiene, antes de nada, que librarse de este “punto acomodador”, y para eso debe revisar toda su vida y descubrir dónde se produjo.

Segun nos preparan y ensenan, llega un determinado momento de nuestras vidas en el que “alcanzamos nuestro límite”. Ya no debemos cambiar más. Ya no conseguimos crecer más. Tanto la profesión como el amor alcanzaron su estadio ideal, y lo mejor es dejarlo todo como está. ¿No es verdad? La verdad es la siguiente: siempre podemos ir más lejos. Amar más, vivir más, arriesgar más.

Jamás la inmovilidad es la mejor de las soluciones. Porque todo a nuestro alrededor cambia (incluso el amor) y tenemos que seguir este ritmo.

Si me hubiese propuesto continuar como era hace veinte anos, jamas hubiese llegado a donde estoy hoy. Si me detengo en el ser que hoy pretendo amar sin encontrar correspondencia o que por temor no se entrega, dejare de sonar. El hombre nunca puede parar de soñar. El sueño es el alimento del alma, así como el alimento del cuerpo es la comida. En muchas ocasiones, durante nuestra existencia, vemos cómo se rompen nuestros sueños o se frustran nuestros deseos, pero es necesario continuar soñando, pues en caso contrario nuestra alma se muere.

Nos aferramos a nuestros limites y creamos en nuestra mente un lugar de comodidad, pretendiendo que nadie penetre en el. Cuando ese sagrado lugar se derrumba, solemos preguntarnos: ¿Cómo pudo ocurrirnos a nosotros semejante cosa?

Todos tenemos tendencia a pretender el cautiverio porque solemos ver la libertad como algo que no tiene límites ni responsabilidades. Es por esta razón por lo que intentamos esclavizar todo lo que amamos, como si el egoísmo fuera la única manera de mantener nuestro mundo equilibrado. El amor no limita: amplía nuestros horizontes, podemos ver claramente lo que está fuera, y podemos ver con mayor claridad aún los lugares oscuros de nuestro corazón.

Pore so es importante que cuando encuentres algo, continúa buscando de todas formas, con entusiasmo y curiosidad. A pesar de los errores que eventualmente puedas cometer, el amor es más fuerte, permite que el pájaro vuele en libertad, y cada paso ya no será apenas un movimiento hacia delante, sino que contendrá en sí mismo todo un nuevo camino.

Quisas ya es hora de un nuevo camino. Y por Nuevo, sera tan intenso como el primero.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s